Vías de escape, lugares de encuentro y senderos

En ocasiones acabamos convirtiendo nuestros momentos de ocio y nuestro tiempo libre en vías de escape, con lo que probablemente no disfrutamos plenamente de estos momentos ni de los otros, porque nos pasamos el tiempo de trabajo pensando en la escapada y la escapada se convierte en una huída.

A veces nos damos cuenta y creamos lugares de encuentro, pero corremos el riesgo de pasarnos la vida recorriendo un lugar y volviendo al otro, perdiéndonos por el camino.

Tal vez hay muchos senderos en nuestra vida que recorrer, sin tanta prisa.

Tal vez solo exista un único sendero en nuestra vida.
¡Vivirla!

¿Por qué no comenzamos a hacerlo ahora?

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Las preguntas que tendríamos que hacernos son: ¿por qué necesitamos vías de escape?,¿de qué necesitamos escapar?, ¿quizá no deberíamos CONFORMARNOS con el lento y monótono fluir de la vida, como las olas del mar?
No es una reflexión desde la tristeza, más bien desde la evidencia de lo que son la gran mayoría de nuestro días.
Buenas noches.
Matrona
Gustavo González López ha dicho que…
Mucho mejor el comentario que la entrada matrona
Gracias una vez más.
Besos

Entradas populares