Infinitamente azul intentasemente rojo

Tanteó la superficie
sopesó la gravedad
respiró la suave atmósfera
descubrió a los seres vivos
y tras una pausa reflexiva
se elevó dejando tras de sí
únicamente un destello
infinitamente azul
intensamente rojo...

Lo que más le sorprendió
y así informó a sus congéneres
fue que con tales condiciones
de idoneidad no existiera
vida inteligente en nuestro planeta.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Como no puede ser de otra manera sabes que me gustas todo tú, tambien como escribes, pero lo que más me agrada al leerte es que siempre me descubres una sonrisa
Un besito
Anónimo ha dicho que…
Quizá le faltó sumergirse en el océano infinito, escuchar el intenso canto de un delfín, y puede que entonces, solo entonces, su destello al elevarse fuese primitivamente esmeralda
Besos, Susi
Gustavo González López ha dicho que…
Es muy difícil manterner el tipo en las entradas con la calidad de los comentarios, aún así seguiré intentandolo
Gracias
Besos

A mi también me gustas anónima

Susi, fantástica tu expresión me deslumbra de ilusión

Entradas populares